Para comenzar el mantenimiento es cero en las  las puertas de aluminio, no así las de chapa, madera o P.V.C.,  y no se corroen ni deterioran. Resisten por toda su vida útil sin necesidad de mantenimiento.

El aluminio es un material versátil: de acuerdo al proyecto o la obra, las puertas de aluminio ofrecen múltiples respuestas para cada necesidad.

Permiten gran variedad de terminaciones: tanto en su aspecto natural, como en sus varias formas y terminaciones, los procesos de pintado o adonizado, lo preparan para armonizar con el entorno donde irán instaladas.

El aluminio permite una amplia variedad de diseños: con este material pueden trabajarse diseños ideales en ventanas, puertas y fachadas.

Hermeticidad y Estanqueidad: Brindan una excelente hermeticidad a la infiltración de agua y aíre.

Admiten el doble vidriado hermético: una solución definitiva para la aislación acústica y térmica y para minimizar el consumo de energía.

El aluminio protege el medio ambiente: es reciclable, con un bajo consumo energético y no es tóxico; en caso de incendio no ocasiona la emisión de sustancias nocivas para el medio ambiente.

A la hora de comprar una puerta de aluminio de exterior, tendemos a pensar que necesitará grandes cuidados y que el mantenimiento será caro. La limpieza de las puertas de aluminio, se puede hacer fácilmente sin requerir ayuda externa, basta con hacerse de los materiales básicos que son agua jabonosa y un poco de amoniaco.

Hay que limpiar usando unos paños suaves y prescindiendo del uso de esponjas o limpiadores metálicos o de abrasivos suaves, pues estos tienden a rayar la superficie y es cuando se daña la apariencia de la puerta de aluminio. La corrosión es algo que se debe controlar porque pueden dañar los marcos y la superficie que está a la vista opacando el color. Para esto, lo mejor es, que la puerta de aluminio sea tratada por el fabricante para evitar la corrosión y también el desgaste por la exposición a los rayos solares o el agua, si son para exteriores o se usan en ambientes húmedos. En Carpintería de aluminio Vicar todas nuestras puertas de aluminio han sido tratadas para evitar la corrosión y el desgaste.

Cuando las puertas de aluminio se ponen opacas se pueden limpiar con papel lija de textura suave, con un poco de aguarrás, pero teniendo en cuenta que las puertas de aluminio son delicadas en este aspecto, sería conveniente que lo pusierais en manos de profesionales de la limpieza, después de todo una limpieza a fondo, la puedes hacer una vez al año.

Por norma general, las puertas de aluminio, mantienen durante mucho tiempo su acabado, y no sufren grandes cambios, motivo por los que son tan cotizadas a la hora de decorar, y aunque para algunos puedan resultar demasiado simples, la realidad es que hay mucha diversidad de modelos, pues el aluminio es un material de muy fácil manejo a la hora de su fabricación.

Publicado: 31 de Agosto de 2018