Publicado: 27 de Mayo de 2019

El toldo corredero marino es una de las mejores opciones para terrazas de grandes dimensiones, pero se pueden utilizar en muchos otros lugares, como patios, jardines, áticos, o en bares restaurantes y hoteles.

Es un tipo de toldo que ofrece múltiples combinaciones para su montaje, con la posibilidad de ser instalados en pérgolas de aluminio o madera.

El toldo corredero marino, también conocido como toldo de ondas, es un toldo de gran belleza, que aporta una gran superficie de sombra, lo que crea un espacio elegante y práctico,  además tiene la posibilidad de cubrir sus laterales para crear un espacio casi hermético, cosa que puede ser muy útil para las terrazas de los bares y restaurantes.

El toldo corredero marino está compuesto por tiras de lona sujetadas por perfiles palilleros de aluminio, con unas poleas insertadas en las guías, su accionamiento puede ser manual o con motor eléctrico.

Su instalación puede ser entre dos paredes paralelas, en cuyo casi las guías se alojan directamente en las paredes,  con una pared de base y una portería de aluminio que se coloca en el otro extremo, o entre dos porterías de aluminio, lo cual permite instalar el toldo donde uno quiera.

El todo corredero marino se puede fabricar en cualquier color y se puede realizar con cualquiera de los tejidos y lonas, Acrílico, Soltis, Screen o PVC impermeable.