Publicado: 31 de Enero de 2019

Cuando vamos a una tienda para comprar una mesa de comedor tenemos, tanto a la vista como en catálogo, una extensa gama de modelos, tamaños, precios, estilos y materiales.

Algunos aspectos ya los tendremos claros antes de elegir. Las dimensiones y el presupuesto son temas que suelen estar fijados de antemano. Si nuestro comedor es pequeño no buscaremos una mesa grande, sino una de dimensiones reducidas y, tal vez, extensible para algunas ocasiones.

En cuanto al estilo y color, también tendremos las ideas más o menos claras: minimalista, vintage, clásica… Tendrá que ser un modelo que se encaje bien en el estilo del comedor.

Ahora bien, las dudas pueden surgirnos a la hora de decidir entre una mesa de madera o una mesa de cristal. Gustos aparte, las mesas para comedor son elementos de gran peso visual en la estancia, por lo que conviene analizar las ventajas y desventajas de cada tipo de mesa antes de elegir.

La mesa con sobre de cristal y patas metálicas o de madera es una combinación elegante, que se puede adaptar a estilos diferentes.

Una de sus mayores ventajas es que visualmente no roba tanto espacio como una mesa de madera. Si nuestro comedor no es demasiado grande o si es poco luminoso, la mesa de cristal sin duda será la mejor opción.

Otra ventaja es su resistencia. Si la vamos a utilizar a diario o con bastante frecuencia no tendremos que dedicarle tantos cuidados como a la madera. Por ejemplo, un derrame accidental de un vaso no supone ningún daño para el cristal. Lo mismo sucede con los arañazos o con alguna “expresión plástica” de los más pequeños de la casa. Las mesas de cristal se limpian con gran facilidad y admiten los productos de limpieza habituales. Tan solo habrá que usar una bayeta suave que no raye.

Esta ventaja tiene un inconveniente como contrapartida y es que se marcan las huellas de las manos con facilidad, aunque como decimos, también se limpian sin problema.

Los diseños actuales son muy versátiles y funcionales; no tienen nada que envidiar a las mesas de madera. Hay mesas extensibles que dan un toque “chic” al comedor sin perder funcionalidad. Los mecanismos de extensión quedan totalmente camuflados e integrados en el diseño.

Las hay de todas las formas y tamaños: rectangulares, cuadradas o redondas. En Carpintería de aluminio Vicar tenemos interesantes propuestas, elegantes, resistentes y a unos precios más que asequibles.